la reforma política debe continuar

Pierina Carcelén

No se vota por el baile sino por la novela Roberto-Gisela

Publicado: 2010-07-11

Después de dos meses fui a cubrir el programa de Gisela. En el área de prensa de ‘El Gran Show’ los periodistas bromeábamos. Mili de Ajá sonreía como siempre, Omar de Extra se empujaba los últimos bocaditos y Edinson de El Popular miraba con ganas la pizza que habían dejado los chicos de producción en la oficina. Mientras tanto, yo trabajaba en una de las computadoras cuando no debía.

Después de unos minutos, llegó el turno de la sentenciada Pierina Carcelén, vestida misma porrista de fútbol americano. A su diestra, su novio, el actor Laszlo Kovacs, dibujaba una sonrisa en su rostro sin saber que la misma se le borraría más adelante como si Maicelo le hubiera conectado un gancho izquierdo. Ofrecieron un show con varios bailarines y el dragón Timoteo.

Seguidamente salió Roberto Martínez, reforzado por Karen Dejo y el Pollo de Pío Chicken, para ofrecer una coreografía parecida. Un colega mencionó un detalle al aire: “Chicos, ¿se han dado cuenta que las cámaras no ponchan a Roberto?”. En realidad era valedero su punto de vista. Hasta la conocida ave amarilla se movía más que el ex futbolista. Como de costumbre, todos se tiraron encima del pobre pollo. Ahí supuestamente contrajo un desgarro muscular Martínez.

Muchos en el área de prensa citaron a mi tía Lala: “Piensa mal y acertarás”. Empezaron a sacar sus conjeturas, que la bolita, que va a sentencia, que lo salven, en fin, un montón de teorías al aire. Entonces Arturo Chumbe tomó la posta de Robert y lo reemplazó en un nuevo reto del programa. Pataplín, pataplán, en menos de lo que anhelaba un caldo de gallina de la 15 de Arenales, acabó el programa.

Roberto se quedó nuevamente. Muchos periodistas ya estaban saturados. ¿Realmente la gente vota para ver a Roberto en el programa?, ¿La gente anhela un chape entre los ex cónyuges? ¿Alguien recuerda la meta de la soñadora de Roberto? Ayer pequé de atrevido y le pregunté a ella cómo se llamaba. La chica está en un segundo plano y su nombre no lo encontré en mi cabeza.

Pierina fue bien moderada a la hora de declarar sobre su partida del programa. En cambio Laszlo estaba mortificado pero pelaba las muelas para las cámaras. Lamentó que la gente prefiera la novela al baile. Aquí destaco este punto. Ya se ha desvirtuado la temática del juego. La gente no vota por quien mejor baila. Los votantes no valoran el esfuerzo. El mismo ‘Tito’ de ‘Al fondo sitio’ no lo pudo decir mejor: “Allá la gente que prefiere seguir la novela que al baile”.

Cuando le pregunté a Gisela si no le pareció oportuna la lesión de su ex, dijo: “No, cómo crees”. Tú puedes esforzarte y ser el mejor bailarín sobre la pista, pero si quedas en capilla con Roberto, ve preparando tus maletas. Ayer Vanessa Jerí, que fue a sentencia, se despidió de los periodistas. El ex jugador gana, pero no por sus grandes dotes sino por su buena vara.


Escrito por

Manuel H. Igreda Reátegui

Periodista. Soy redactor principal y reportero de 7.3 Noticias (canal 12 de Movistar y 14 de Claro).


Publicado en

Hijo de riojana

Por Manuel Igreda Reátegui